¿Realmente ofende Burger King a los mexicanos?

El día de ayer publicamos en este sitio una nota acerca de la campaña de Burger King “Texican Whopper” lanzada en España. En dicha nota titulada “Burger King ofende a los mexicanos”, se describe la molestia del embajador de México en Madrid Jorge Zermeño, quien argumenta que dicho anuncio comercial denigra la imagen de nuestro país, debido a que incurre en uso inapropiado de la bandera de México y por ello pide que se cancele esta campaña “porque ofende a México y a los mexicanos”.

Como mexicano y después de analizar bien la campaña, me gustaría hacer algunos comentarios respecto a este asunto y aclarar que aunque creo que tiene razón en algunos puntos no concuerdo totalmente con el señor Zermeño:

Primero, en el sentido estricto del uso “inapropiado” de la bandera de México estoy totalmente de acuerdo con el embajador mexicano. Existen leyes en nuestro país para el uso y la aplicación de nuestra bandera precisamente para evitar este tipo de aplicaciones (como la del sarape que viste el personaje del cartel) y creo que cualquier país o gobierno está en todo su derecho de hacer un reclamo al sentir que su bandera nacional está siendo denigrada de algún modo.

Segundo, yo soy mexicano y debo decir que me sorprendió un poco la campaña, ¿unidos por el destino?. En lo personal los estadounidenses como personas no son de mi agrado porque tienden a subestimar a todos los latinoamericanos (lo irónico es que gran parte de sus habitantes son de origen hispano).
En este sentido sí me molesta de cierta manera el contraste tan marcado de estatura de los personajes, ya que la realidad es distinta. La estatura promedio del mexicano es 1.75 y la del gringo es de 1.81, no es una diferencia grande (cabe mencionar que mi estatura es de 1.92 la de mi hermano 1.84 y muchos de mis amigos y conocidos miden más de 1.80). Para nuestra mala fortuna, la mayoría de los mexicanos que emigran a los EU provienen de regiones donde la estatura es más baja del promedio, y si nos ponemos muy críticos existen muchos luchadores profesionales de muy corta estatura, así que no podríamos exigir mucho en este sentido.
Por otro lado, tampoco creo que a la población de EU le agrade mucho el mensaje de la campaña considerando que existe un gran rechazo hacia los inmigrantes mexicanos en ese país.

cartel_texican_whopper

Tercero, independientemente de todo lo anterior (y aunque algunos no estén de acuerdo), el mensaje central del comercial no es ofensivo, por el contrario trata de un luchador famoso, que busca un compañero y al encontrarlo se complementan muy bien. El vaquero lo ayuda a alcanzar objetos muy altos, el luchador le destapa un frasco que está apretado y son felices, entonces ¿donde está lo ofensivo?. También debemos de ser conscientes de que el atuendo del pequeño luchador no dista mucho de la realidad, y si alguien se ha empeñado en estereotipar a los mexicanos con personajes como el de esta campaña somos nosotros mismos. No es difícil darse cuenta del auge que tiene la lucha libre en nuestro país cuando personajes como “Latin Lover” o “Abismo Negro” (q.e.p.d.) aparecen diariamente en televisión en todo clase de programas.

abismonegro

ABISMO NEGRO (q.e.p.d.)
Conclusión:
Quitando el asunto de la bandera de México (que para nada deja de ser importante) el resto del mensaje no me parece ofensivo, tal vez no sea del agrado de todos, pero eso ya es otro tema. Si el embajador Jorge Zermeño insiste en que se debe retirar la campaña porque es ofensiva para México, está en todo su derecho como buen patriota, pero creo (desde mi punto de vista muy personal) que con corregir el asunto de la bandera y pedir una disculpa sería suficiente. En cualquier caso yo estoy seguro que todo este escándalo le va a favorecer a Burger King porque su campaña está sonando fuerte y su producto seguramente se está vendiendo.

Saludos y espero que me dejen sus comentarios.

Leave a Reply